10 de noviembre de 2015

Mi pequeño duende


¡Tengo un duende en casa! Esta pequeña Campanilla cayó en mis manos hace algunos meses. Es uno de los tantos proyectos que tuve que dejar aparcados porque ando de reformas en casa. Al final he sacado tiempo, y los materiales que necesitaba, para terminarla.


Es una muñeca muy pequeñita así que pasé de pelearme con el mini agujerito de su cabeza y decidí hacer una peluca en lugar de reroot. Tenía que librarme del pelo original porque era como estropajo y parecía un nido de pájaro. Las pelucas son una solución rápida a la hora de cambiar el look de nuestras muñecas pero son muy difíciles de terminar. Al menos todavía no les he pillado el truco a las de pelo sintético, ésta fue más fácil porque utilicé el pelo del gorro de un abrigo, que es mucho más maleable a la hora de doblar y pegar el acabado.

Así quedó mi duendecilla.
¿Qué os parece?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Tienes algo que contarnos? ¡Comenta!